SISTEMA DE CERCOS ELÉCTRICOS

Descripción del sistema: 

La protección mediante el cerco eléctrico se logra con una barrera física que se interpone entre el intruso y su propiedad repeliéndolo por medio de descargas eléctricas disuasivas pero no letales ni mucho menos.

Lo que genera el contacto del cuerpo humano con los hilos electrificados es un dolor intenso que obliga a la persona a alejarse del perímetro. Al ser pulsos de alto voltaje no produce el efecto de "quedar pegado" de la energía eléctrica domiciliaria ni tampoco sus consecuencias.

Las características constructivas son: hilos horizontales montados sobre postes metálicos con aisladores a una distancia suficiente como para impedir el paso y simultaneamente con la flexibilidad necesaria para que no se lo escale.

El generador de los pulsos es un equipo electrónico de muy bajo consumo, con batería de respaldo para contar con una autonomía de hasta 48 horas de corte de energía, según las dimensiones del cerco. Este equipo a la vez funciona como una central de alarma ante un intento de corte o intrusión permitiendo activar una sirena, luces o funcionar como una zona de un sistema general.